35 mín Media

Producto recomendado

Producto recomendado

Un solo ingrediente: tomates frescos madurados al sol, cortados en deliciosos trocitos y envasados in situ a pocas horas de la recogida, para llevar a la mesa toda la frescura de un sabor inimitable. Excelente ingrediente para realzar Salsas para pasta y cualquier receta.

DESCUBRE
35 mín
Tiempo de preparación
Media
Dificultad
Ingredientes para 4 personas
Ingredientes
Pulpa de tomates 1000g 1 tazas
Aceite de cocinaal gusto
Aceite de olivaal gusto
Agua½ taza
Cebollas amarillas finamente picadas60 gramos
Dientes de ajo2 picados
Filete de pescado blanco fino de tu elección500 gramos (4 a 5 trozos de filete de pescado fino de aproximadamente 0,5 cm de grosor cada uno)
Guindillas picantes (opcional)4
Hojas de perejil fresco picado15 gramos
Orégano seco1 cucharadita
Pimentón dulce½ cucharadita
Pimiento verde picado100 gramos
Sal y pimientaal gusto
Vinagre blanco destilado1 ½ cucharada
Preparación

Una sabrosa y rápida cena de pescado entre semana. ¡El secreto de este plato está en la salsa de tomate con trozos llena de sabor con Tomates Picados Pomì, pimientos y cebollas!

  1. Empezar por hacer la salsa. En una sartén, calentar 2 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio hasta que brille pero no humee.
  2. Añadir los pimientos, las cebollas y el ajo. Cocinar a fuego medio durante 4 minutos, removiendo hasta que se ablande.
  3. Añadir los Tomates Picados Pomì y el agua. Sazonar con sal, pimienta, pimentón y orégano. Llevar a ebullición, luego bajar el fuego y cocinar la salsa a fuego lento durante 15 a 20 minutos. Retirar del fuego, y añadir el vinagre blanco y el perejil fresco. Reservar pero mantener caliente.
  4. Secar los filetes de pescado con palmaditas y simplemente sazonar con sal y pimienta por ambos lados.
  5. En una sartén grande, calentar de 1 a 2 cucharadas de aceite de cocina (cualquier tipo de aceite de cocina saludable está bien). Bajar un poco el fuego y añadir con mucho cuidado las guindillas picantes (el aceite puede salpicar). Cocinar hasta que estén tiernas y de buen color (este paso es totalmente opcional, y puedes omitirlo si no te gustan las guindillas picantes). Retirar las guindillas de la sartén y dejarlas aparte para que escurran el exceso de aceite.
  6. En la misma sartén, añadir más aceite de cocina (necesitas alrededor de ¼ de taza de aceite en la sartén) y calentar a fuego medio-alto. Con unas pinzas, añadir el pescado con cuidado, dorarlo por un lado durante 4 minutos o hasta que esté bien dorado (el tiempo de cocción dependerá del grosor), luego darle la vuelta y dorarlo por el otro lado otros 3 o 4 minutos hasta que el pescado esté desmenuzable y bien cocinado.
  7. Servir el pescado caliente con mucha salsa Pomì preparada por encima y guindillas picantes al lado, si se quiere. Añadir el cereal que se prefiera o un buen pan crujiente para acompañar. ¡A disfrutar!