×

Tendencias gastronómicas

EL TOMATE Y LA DIETA MEDITERRÁNEA

La dieta mediterránea es un modelo de alimentación sana y sabrosa en la que el tomate tiene un papel protagonista.

El tomate y la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es un modelo de alimentación sana y sabrosa en la que el tomate tiene un papel protagonista. Si quieres experimentar con algunas recetas de esta tradición culinaria secular, el tomate Pomì 100% italiano ofrece toda la calidad y la autenticidad necesarias para crear deliciosas preparaciones. ¡De hecho, su sabor, frescura y bondad únicos aportan el exquisito gusto italiano a cada plato!
 

El nacimiento de la dieta mediterránea

La denominación “dieta mediterránea” deriva de la región geográfica del Mediterráneo, situada en el corazón de Europa, donde se origina esta tradición alimentaria. La dieta mediterránea es, de hecho, el resultado del estilo de vida y hábitos de las poblaciones de esta cuenca, y se caracteriza por una amplia variedad de alimentos principalmente de origen vegetal, con especial atención al uso del aceite de oliva como fuente de grasas saludables.

En la década de 1950, Ancel Keys, un nutricionista estadounidense, señaló que las poblaciones mediterráneas contaban con más salud que las estadounidenses. Esto ha llevado a la hipótesis de que la dieta mediterránea podría aumentar la longevidad. La investigación de Keys culminó con el libro "Eat well and stay well, the Mediterranean way" basado en el estudio de los resultados de 12.000 personas de diferentes países. Y, a partir de la década de 1970, la dieta mediterránea comenzó a extenderse por los Estados Unidos y el resto del mundo.
 

¿Cuál es la verdadera dieta mediterránea?

La dieta mediterránea se basa en una serie de características que definen su esencia: sus principios cardinales incluyen una abundancia de frutas frescas y frutos secos, verduras de estación, legumbres, cereales integrales y pescado. Asimismo, el consumo moderado de lácteos, huevos y carnes blancas también forma parte de la norma, que también prevé una ingesta mínima de carnes rojas.

La dieta mediterránea también incide en la importancia de una correcta hidratación y fomenta el hábito de beber abundante agua. Por último, se basa en la ingesta de alimentos frescos y sin procesar e invita al consumo mínimo de alimentos ricos en azúcar, sal y grasas saturadas.

En general, los alimentos típicos de la dieta mediterránea son ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales y ácidos grasos insaturados. Además, la presencia de alimentos con alto contenido en fibra puede ser útil para mantener un buen funcionamiento del aparato digestivo y contribuir así al control del peso.
 

La pirámide alimenticia de la dieta mediterránea

La pirámide de la dieta mediterránea representa la idea de equilibrio entre los diferentes grupos de alimentos. En la base de la pirámide se encuentran los alimentos a consumir en mayor cantidad y con mayor frecuencia. Sin embargo, a medida que se asciende en la pirámide, se deben consumir estos alimentos con menor frecuencia: hacia la parte superior encontrará alimentos ricos en azúcares refinados, grasas y carnes rojas.

De hecho, la cantidad de carne en la dieta mediterránea es moderada. Se prefieren las carnes blancas, como el pollo y el pavo, a las carnes rojas, y el pescado es una fuente importante de proteínas y ácidos grasos omega-3.
 

Cocinar con Pomì: consejos e ideas para probar el sabor de la cocina mediterránea

Los productos Pomì - puros tomates 100% italianos - combinan perfectamente con la dieta mediterránea. Puedes utilizar nuestro puré de tomate, pulpa fina o tomates en cubos para preparar una gran variedad de platos como sopas, salsas, salsas para pasta, ensaladas y mucho más.

Las recetas enumeradas a continuación ofrecen una amplia variedad de sabores y atraerán a los amantes de los platos italianos y mediterráneos. Aquí hay algunas sugerencias que podemos preparar:

  • Pasta del maresciallo: un clásico de la cocina italiana que combina pasta, tomate, albahaca y queso. Es un plato sencillo pero sabroso, perfecto para los amantes de los sabores mediterráneos y que quieren disfrutar de un primer plato rico en tradición.
  • Penne all'arrabbiata: verdadero icono de la cocina italiana. Los penne se sazonan con una salsa picante hecha con tomates, ajo, guindilla y aceite de oliva. Es una opción perfecta para los amantes de los sabores audaces y especiados.
  • Guiso mediterráneo de tomates y coliflor: opción sana y sabrosa, que combina el dulce sabor de los tomates con la tierna y aromática coliflor. La adición de hierbas aromáticas mediterráneas ofrece una explosión de sabores frescos y nutritivos.
  • Verduras salteadas al estilo italiano: esta receta destaca las bondades de las verduras frescas preparadas al estilo italiano. Excelente combinación de verduras coloridas para una guarnición saludable y sabrosa para combinar con platos principales.

El tomate es un elemento clave en la dieta mediterránea: el uso de productos Pomì, frescos como recién recolectados y 100% italianos, puede enriquecer los platos y hacer de cada comida una experiencia deliciosa. Prepárate para experimentar con recetas mediterráneas y disfrutar de estos deliciosos manjares cuando quieras.
 

¡Descubre todas las recetas de Pomì!

DIARIO

ALSO IN FOOD TRENDS

Tendencias gastronómicas

La bruschetta está servida: historia y reinterpretaciones de un clásico italiano

La bruschetta es un imprescindible de la cocina italiana: un plato sencillo que ha atravesado los siglos conservando su sabor auténtico, pero también, según los contextos, capaz de renovarse en clave moderna.

Tendencias gastronómicas

Platos veganos: recetas italianas adaptadas a ingredientes sudamericanos

Los platos veganos están conquistando el mundo culinario con una variedad de opciones que promueven una alimentación libre de derivados animales.

Tendencias gastronómicas

El Cinco de Mayo se celebra por todo lo alto: ¡receta exclusiva de Bloody Mary picante!

El Cinco de Mayo es una festividad que celebra el aniversario de la Batalla de Puebla, un acontecimiento histórico fundamental para México, porque consagró formalmente su independencia y, en consecuencia, el reconocimiento de su autonomía a nivel internacional.